Fotografías, Viajes

Primeros días en Maryland

“Lo verde me llama. Pero lo salvaje e indomable aún más.”

– MSR

 

¡Quién diría que el Estado que debe su nombre a la reina Enriqueta Maria de Francia (esposa del rey Carlos I de Inglaterra) me dejaría tan enamorada!

Los que ya habían estado antes y eran conocedores de mi viaje aseguraban y hasta me juraban que este pedacito (no es tan pequeño) de tierra iba a encantarme. La Milán escéptica que todas llevamos dentro lo ponía en duda siempre que escuchaba dicho juramento.

Desde que pisé tierra norte americana y subí al coche de mi prima Vanessa, mis ojos no querían ni parpadear. Carreteras grandes custodiadas por árboles gigantes que lo único que me provocaban eran ganas de abrazarlos. El canto de los pájaros me recibió cuando llegué a casa de mi prima Anny (y donde estoy viviendo). Parece que el aura Disney reinara en todo el estado o que Blancanieves viviese en el aire.

Llevo 9 días en Maryland y me siento como si siempre hubiese vivido aquí. La hospitalidad y los detalles que estoy recibiendo no los cambio por nada. La Paz y la tranquilidad mental que me transmite el paisaje verde, por no hablar de los pajaritos, las ardillas y la inmejorable compañía mientras tomo una taza de café son casi una utopía.

Ayer al ver el monumento a Lincoln y el monumento a Washington tuve una sobredosis de felicidad muy parecida a la que sentí cuando entré en el Museo Natural de Londres. Muy parecida a la que siento cuando estoy conociendo un lugar con el que he llegado a soñar. Las fotos de ésta visita ya las colgaré otro día en otra entrada cuando tenga menos sueño o una menor sobredosis de pollo Popeye (llegaré a mi otro destino gorda modo on, but it’s ok).

Cada día que me despierto no puedo evitar darle las gracias a Dios y al Universo por estar donde estoy, por todo lo que he dejado atrás y por todo lo que llegará.

El jueves nos marcharemos a una cabaña a las afueras a pasar cuatro días en familia, así que seguiré compartiendo con Ustedes fotos de naturaleza y belleza en estado puro.

 

Gracias por leerme flores. ¡Espero que disfruten las fotos!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *